¿Estás pensando en cambiar de trabajo y no sabes si es una buena idea? Estas alarmas te pueden ayudar

Kill the alarm

¿Estás pensando en cambiar de trabajo? Pues bienvenido a “La Gran Renuncia“.

¿Qué es eso? En Estados Unidos, cuatro millones de trabajadores dejaron voluntariamente sus puestos de trabajo en abril de 2021. Es la cifra más alta de la que se tiene constancia, y supone ¡casi un 3% de su fuerza laboral!

A ese gran movimiento laboral se le ha llamado “La Gran Renuncia”. 

Eso me ha hecho pensar: ¿y si a nosotros también nos toca cambiar? Todos sabemos que lo que ocurre en Estados Unidos acaba llegando a Europa tarde o temprano. Así que, tal vez, deberíamos prepararnos

Para empezar, vamos a intentar entender qué está motivando todo esto, porque esos motivos son extensibles a la nueva normalidad en nuestro país.

Eso me ha hecho pensar: ¿y si a nosotros también nos toca cambiar? Todos sabemos que lo que ocurre en Estados Unidos acaba llegando a Europa tarde o temprano. Así que, tal vez, deberíamos prepararnos. 

Trabajadores esenciales

Por un lado, muchos empleados que tenían planes de dejar sus cargos en 2020 optaron por retrasar esa decisión debido a la pandemia.

Ahora que estamos volviendo a la normalidad (o eso parece), han hecho efectiva su decisión de abandonar sus puestos, y claro, se han juntado con los trabajadores a los que les tocaba en el 2021. En resumen: que se han amontonado dos años de abandonos voluntarios en uno.

Otro motivo importante que explicaría “La Gran Renuncia” es el agotamiento laboral.  En este momento el número de trabajadores quemados supera los records históricos.

Ya ni te cuento si se trata de trabajadores de sectores esenciales. Está claro que necesitan un gran, un enorme, un gigantesco descanso: ¡¡se lo han ganado!!

Pues bien: los empleados, ante la imposibilidad de hacer ese imprescindible parón que les ayude a recargar las pilas, después del agotamiento físico y mental que sufren, deciden renunciar antes de romperse.

Ya ni te cuento si se trata de trabajadores de sectores esenciales. Está claro que necesitan un gran, un enorme, un gigantesco descanso: ¡¡se lo han ganado!!

 

Baja voluntaria

Seamos claros: nuestra escala de valores ha cambiado durante la pandemia. Nuestras prioridades han cambiado durante la pandemia. Nosotros hemos cambiado durante la pandemia. En definitiva: la pandemia nos ha cambiado, a todos, y ha cambiado nuestras circunstancias.

Esto ha hecho que más y más gente se haya lanzado a la búsqueda de un EQUILIBRIO REAL entre su vida personal y profesional.

Conseguir ese equilibrio implica, en muchos casos, un cambio de trabajo debido, sobre todo, a la falta de flexibilidad. Esto ha contribuido a hacer más grande ese número de bajas voluntarias.

Por último: muchas personas que durante la pandemia se adaptaron a trabajar desde casa ahora no quieren regresar a la oficina. Como no se lo permiten, deciden dejar la empresa. Así de simple y claro.

O no, porque tomar la decisión de dejar tu trabajo no es nada fácil ¿verdad? Por mucho que cuatro millones de estadounidenses se hayan lanzado a la piscina, es una decisión que cuesta. Por eso es muy importante que lo pienses bien, muy, muy bien. Es una decisión que no tiene vuelta atrás, así que tienes que estar seguro de lo que haces.

Es una decisión que no tiene vuelta atrás, así que tienes que estar seguro de lo que haces.

Por eso he pensado que identificar algunas alarmas que te avisan de que debes cambiar de trabajo te podría ayudar. Y de paso, espero que nos divirtamos juntos, porque he intentado que sean divertidas. ¡Ojalá lo haya conseguido! Vamos a ello:

1. La cama te secuestra y no puedes abandonarla sin pagar un rescate
2. Modo vampiro ON: entras a trabajar cuando el sol no ha salido y sales cuando ya se ha puesto
3. El otro día se te cayó el móvil y, en ese segundo, mientras caía, toda tu vida te pasó por delante
4. Revisas tu correo electrónico 8.561 veces al día

Revisas tu correo electrónico 8.561 veces al día

5.  Eres el nuevo protagonista de “El sexto sentido II”: hay cosas que tú, y solo tú, puedes ver
6. Los lunes son un suplicio
7. Los viernes: una fiesta
8. Te has imaginado las 3.672 formas en las que el edificio donde está tu oficina podría volar por los aires
9. El reloj parece sin pilas, pero ¡si están recién puestas! Y aún así las horas del reloj no pasan
10. La pausa del café es cada día más y más larga
11. Siempre encuentras alguna razón bajo el sol para no ser productivo
12. Tu coche es más lento, pero, es curioso: solo cuando hace el recorrido al trabajo. En el taller te han repetido 1.000 veces que no tiene nada malo.
13. Nadie ve la superestrella que brilla dentro de ti
14. Has visto que la hierba es más verde en otros prados
15. Se ha encendido la luz de revisión de tu motor interno
16. Te has vuelto un blando, ¿y qué? Ya no soportas ni una jornada más de 12 horas
17. Llevas la mochila del trabajo a donde quiera que vayas
18. Podrías navegar por todo el mundo sin preocuparte por tu cuenta bancaria
19. Tu Mr. Hyde interior gana al Dr. Jekyll, y ya no lo puedes controlar
20. Todo el tráfico del mundo se te pone por delante de camino al trabajo. Esto es un complot: ¡están todos compinchados en tu contra!
21. Tus compañeros y tus clientes han conocido a tu Hulk, y ha sido patético: el verde no te sienta bien
22. Consultas el Vademecum todos los días buscando explicación a tus síntomas inexplicables
23. Has pasado de ser “Supermemory” a ser “Dory”, el pez sin memoria de Buscando a Nemo
24. Eres incapaz de decidir: “¿quiero el café con leche o lo tomaba solo?”
25. A pesar de lo incómoda que es tu silla, te duermes en ella
26. Has dejado de ser una “fashion victim” y te pones cualquier cosa: ¡aunque no combinen entre sí 😱!

Has dejado de ser una “fashion victim” y te pones cualquier cosa: ¡aunque no combinen entre sí 😱!

27. Tienes en casa una diana con la cara de tu jefe en el centro, y la usas ¡cada día!
28. Tu sueldo no da ni para pipas
29. Eres un barco estancado en la orilla
30. Te has convertido en un pozo sin fondo: nada te llena
31. No recuerdas el sonido de tu risa
32. Te repites más que Chiquito de la Calzada
33. No tienes ni voz ni voto
34. Te imaginas cada día haciendo las maletas
35. Por fin has descubierto tu verdadera pasión
36. No puedes vivir sin café (espero que no dependas de ningún otro tipo de drogas)
37. Todos tus compañeros están equivocados
38. Tu empresa va cuesta abajo y sin frenos
39. Hace más de 3 meses que no vas a buscar a tus hijos al cole
40. Tu pareja se ha ido de casa, te ha abandonado, ¡y has tardado más de 3 días en darte cuenta!
41. Cada vez que tu jefe habla te lo imaginas friendo espárragos

Hace más de 3 meses que no vas a buscar a tus hijos al cole

42. Te sientes un delincuente cada vez que ofreces los pésimos servicios de tu empresa
43. Has oído la llamada, y ha sido alta y clara
44. Ahora lo sabes: Tú Eres El Elegido, no Neo (¿te suena “Matrix”?)
45. Te aburres soberanamente
46. Eres esa pieza de Lego que siempre se queda en la caja
47. No encajas
48. No quieres el trabajo que tiene tu jefe
49. Empiezas a sospechar que existe vida inteligente ahí afuera
50. Todos hablan de ti a tus espaldas
51. Has encontrado el valor
52. Te molestan los buenos días
53. Se están aprovechando de ti
54. Todo lo bueno le pasa a otros, nunca a ti
55. Sabes más que tu jefe
56. Has puesto nombre a cada arañita con la que compartes oficina
57. Por mucho que lo intentas, no recuerdas la última vez que pasaste un día divertido con tus hijos
58. ¿Cuándo fue la última vez que le dijiste a tu pareja lo mucho que la quieres y lo importante que es para ti?
59. Estás hecho un Drama King/Queen: no puedes hablar de tu trabajo sin echarte a llorar

Por último, quiero pedirte un favor: hay más, muchas más alarmas, ¿me ayudas a identificarlas, por favor? Me gustaría que entre todos lleguemos a las 100 y más allá. ¡Podemos hacerlo! Espero tus comentarios 😊

Alarmas para dejar el trabajo

Aunque en tono de broma, esto es serio, lo sé. Pero ¿qué sería de nosotros sin el sentido del humor?

Mira, ya se me ha ocurrido otra alarma:

60. Ya no te apetece contar esos chistes de Lepe con los que hacías reír a todos

😂😂😂

Si después de leerlas, además de haberte provocado alguna sonrisa (o eso espero 🤞), te identificas con muchas de estas frases, no lo dudes: es el momento de que busques otro trabajo.

No tengas miedo, sé que es una decisión difícil, pero es tu decisión, y por tanto, es la correcta. Solo te pido que lo medites con calma, que traces un plan, y que, sólo cuando te sientas seguro, te lances.

¿Puedo sugerirte que lo consultes con alguien? Eso puede ayudarte en la toma de decisiones.

Recuerda: todo lo bueno está por llegar.

Por último, quiero pedirte un favor: hay más, muchas más alarmas, ¿me ayudas a identificarlas, por favor? Me gustaría que entre todos lleguemos a las 100 y más allá. ¡Podemos hacerlo! Espero tus comentarios 😊

Dejar un comentario

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *